jueves, 25 de marzo de 2021

¿Qué te entretiene?

 


Hace poco escuché a una matchmaker profesional decir que es bueno para una pareja tener un estilo de entretenimiento similar si desean que la relación funcione a largo plazo. 

No me había detenido a reflexionar al respecto hasta ese momento, y me vino a la mente nuestro último viaje. 

No me gustan los viajes muy planeados. Prefiero que los planee otro y yo me dejo llevar.

Tampoco investigo mucho del lugar a donde voy antes de ir. Me gusta sorprenderme; tener una lista de posibles opciones y, una vez allí, decido según mi inspiración.

Nada de itinerarios estrictos, de esos que llenan cada hora con una nueva actividad.

Me gusta la #libertad de quedarme más tiempo en un restaurante, volver a un mismo sitio si me da la gana, desviarme por alguna calle o simplemente quedarme a dormir hasta tarde en el alojamiento. 

Por suerte Peter es más o menos igual que yo en ese sentido, con la diferencia de que a él le gusta más investigar de antemano todo lo posible sobre los lugares que podemos visitar y los monumentos a conocer. Pero tampoco tiene afán de llevar una agenda, simplemente lo hace por curiosidad. 

Plaza de España en Sevilla

La dinámica nos funciona muy bien. Cuando vamos de viaje, Peter se encarga de buscar alojamiento y medio de transporte. Yo me encargo de empacar, resolver diligencias antes del viaje y tener una lista de lugares interesantes. Luego él lee sobre dichos lugares y, una vez allí, me cuenta sobre todos sus “fun facts” y yo disfruto escucharlos. 

Entonces volviendo al tema de la matchmaker, no todas las parejas tienen un estilo similar en cuanto a lo que les entretiene. Lo cual no está mal ni es necesario. Pero lo que sí es necesario es entenderlo de manera consciente para poder negociar, respetar o dejar. De lo contrario, puede haber mucha frustración. 

Si Peter fuera una persona que al viajar le gusta tener un itinerario de sol a sol, él me encontraría aburrida y yo lo encontraría extenuante. 

Lo mismo con una persona que le encanta quedarse en casa a ver series desde que llega del trabajo hasta que se acuesta, junto a otra que prefiere salir a pasear o hacer deporte y estar al aire libre. 

¿Entonces tenemos que disfrutar todos lo mismo? ¿Hacer todo juntos? No. Pero sí ver desde antes de tener un compromiso mayor, si de verdad disfrutan hacer cosas juntos en el mismo estilo o si uno de los dos siempre va forzado. Cuánto estás dispuest@ a negociar para hacer lo que el otro prefiere. Y por supuesto, qué tanto están dispuestos a dejar que el otro simplemente haga lo que quiera cuando tú quieres hacer otra cosa. 

Plaza de Toros

Mis padres por ejemplo tienen estilos totaaaaaalmente diferentes. Mi papá ama el cine, mami el teatro. Mami se puede pasar el día caminando todas las tiendas de decoración, papi detesta las tiendas. Papi quiere ver televisión tranquilo, especialmente juegos de basquetbol y pelota, mami no los aguanta ni media hora. No hacen casi nada juntos, pero tampoco les mortifica no hacerlo. Al final, lo más importante es lo de siempre: respetar las diferencias del otro. 

¿Qué hacen entonces? Comer juntos y salir a pasear o socializar; ir a una feria, un evento familiar, ir a la zona colonial o al malecón. La mayor parte del tiempo cada uno hace lo suyo, pero siempre comer o andar los vuelve a unir, sin que nadie esté todo el tiempo reclamando “tú nunca quieres hacer tal cosa conmigo”. Para eso mami tienes sus hermanas, y papi… pues siempre está feliz con la televisión. jajaja

No pueden faltar los churros con chocolate, ¡los adoro!

¿Qué te funciona a ti? Cuéntame en los comentarios.

De paso espero disfrutes las fotos que les compartí de nuestro último viaje antes de la pandemia. Fuimos a Sevilla. Pero esa es otra historia. 

 

------English-----

The other day, I heard a professional matchmaker say that it’s good for couples to have a similar entertainment style for the relationship to work in the long run.

I never considered this until now, and it made me reflect on our last trip. 

I don’t like trips that are too planned. I prefer to let someone else plan it and I follow. 


I don’t research too much about the destination either. I like to be surprised; to have a list of possible options, and once there, I decide according to my mood. 

No strict itineraries, those that fill each hour with something “to do”. 

I like the freedom of staying longer in a restaurant, of returning to a place I already visited if I want to, of following a small street to see where it goes, or simply stay in bed until long. 

Fortunately, Peter is more or less similar to me in that sense, with the difference that he likes to research ahead about the potential places we’ll visit and the monuments. Not with the objective of setting an agenda, but simply to feed his curiosity. 

Flamenco en la plaza


The dynamics work very well for us. When we are going on a trip, Peter finds the accommodation and means of transportation. I pack, solve errands before the trip and make a list of interesting places. Then he reads about those places and once there, he tells me all his “fun facts” about them, and I enjoy hearing them. 

Then back to the matchmaker point, not all couples have the same preferences when it comes to entertainment. Which is not bad, neither is necessary. But what is really necessary is to understand this in a conscious way in order to be able to negotiate, respect or let go. Otherwise there could be a lot of frustration. 

If Peter was a person who likes to have a planned itinerary from sunrise to sunset on each trip, he would find me boring, and I would find him exhausting. 

Same happens with a person who loves to stay at home to watch series after work, with someone who would rather go out, play sports or just be outdoors. 

Does this mean we all have to enjoy the same? Do everything together? No. But before you get into a bigger commitment, it is good to see if you enjoy doing things together in the same style or if one of you is always forced to do what the other wants. How much you are willing to compromise. And of course, how much you are willing to just let go and let the other do whatever they want while you do you. 

My parents for example have compleeeeeetely different styles. Dad loves movies, mom prefers theater. Mom can spend the day in decor stores, dad hates stores. Dad wants to watch tv quietly, especially basketball and baseball games, mom can’t stand them 30 mins. They barely do anything together, but they are not bothered by it. In the end, the most important thing is the usual: respect each others’ differences. 

So what do they do? Eat together, go out or socialize. Go to a fair, a family gathering, to the colonial zone or to the malecon. Most of the time, each one does their own thing. But eating and discovering places always reunites them, and neither of them claims “you don’t want to do this with me”. For company, my mom has her sisters and dad… well he is always good with the tv. Lol. 

What works for you? Let me know in the comments.

In the meantime I hope you enjoy the photos above from our last trip pre-pandemic. We went to Seville, but that’s another story. 

viernes, 1 de enero de 2021

Lo que no me gustó de Budapest

Cuando te mudas a otra ciudad, no siempre se da el amor a primera vista. Eso me pasó con Budapest. 



Cuando visité Hungría por primera vez, su capital me pareció un poco fea (excepto el banco del Danubio por supuesto). Viniendo del Caribe, estaba más acostumbrada a casas de colores, edificios más modernos, terrazas acogedoras, balcones y demás. Este no era exactamente el caso por aquí. 

En Budapest, la mayoría de las casas y edificios, lucen como si se fueran a caer a pedazos (y algunas están literalmente cayéndose a pedazos). "¿Por qué no pintan un poco al menos? Le preguntaba a Peter constantemente. Imagínense, mi mamá pinta nuestra casa al menos cada dos años, por dentro o por fuera (dependiendo de su presupuesto). Así que aquí, todo me parecía un poco triste y abandonado. 

Con el paso del tiempo he ido aprendiendo un poco más sobre la historia y la cultura húngara, lo cual me llevó a comenzar a ver las cosas con otros ojos. 

Es común encontrar en Budapest, sobre todo en el lado de Buda, casas en estado de deterioro.


Algo comenzó a llamar mi atención (y esto es una lección muy personal): El llevar menos años de capitalismo ha hecho a las personas apreciar el verdadero valor de las cosas y su uso, hacerlas menos desechables, y especialmente dar más cuidado al interior de sus casas que al exterior.  

En culturas como la mía muchas veces nos inclinamos por lo contrario, "cuidamos las apariencias" y no queremos que "el otro piense" que estamos mal parados. Por eso todo se tiene que ver bonito, fresco, aunque a veces nos cueste más de lo que podemos gastar. 

Hoy miro los edificios viejos con admiración. Imagino historias de lo que habrán visto y vivido, las familias que alojaron, los secretos, las marcas de la guerra y muchas cosas más. Es fascinante pensar que han sido mucho más que una construcción hecha para vender.

Por otro lado, muchos edificios y casas son toda una obra de arte. Cuando miras hacia arriba descubres hermosas esculturas y detalles. 


No estoy diciendo que una cosa es mejor que la otra, simplemente continúo observando y aprendiendo nuevas cosas. 

Los edificios y las casas, como las personas, están marcadas por su pasado. Es su historia lo que las hacen lo que son y cómo son. Así que no soy quién para juzgar. 



//// English ////

When you move to another city, it's not always love at first sight. That happened to me with Budapest. 

When I visited Hungary for the first time, I found it a bit ugly (except for the bank of the Danube, of course). It was mostly because, coming from the Caribbean I'm more used to colorful houses, modern buildings, lovely terraces, balconies and such. 

But here, most houses and buildings look like they were falling apart. Why don't they at least paint their houses? I often asked Peter. (My mom paints our house almost every other year, inside or out, depending on her budget at the moment). 

Then I started learning more about Hungary's history and society, and started looking at the city with different eyes. 

One thing became very interesting to me (and this is a very personal learning): Less years of capitalism made people see the true value and use of things, to make things less disposable, and especially take more care of the inside of their houses rather than the outside. 

In cultures like mine, we often go the opposite way. We "save appearances" and we don't want "the others to think" we are in a bad state. That's why everything needs to look pretty, shiny, fresh, even if it takes more than we can afford. 

Today I see those buildings with admiration. I imagine stories of what they've seen and lived. The families and the secrets they held, the scars of the wars and many other things. It's fascinating to realize that they were built for much more than to be sold. 

I'm not saying that one thing is better than the other. I just keep observing and learning about cultural differences. 

Buildings, like individuals, are marked by their past. It's their history that makes them what they are, so I cannot judge. 


All pics taken by me. Give me credit. 

lunes, 14 de septiembre de 2020

Sobre recoger lavanda y la utilidad de la belleza



¿Te gustaría ir a recoger lavanda? Me dijo mi amiga. 

Para serles honesta, no tenía ni la más remota idea de qué tenía eso de especial, pero en Hungría parecía ser una práctica muy popular así que dije ¿por qué no? Además, teníamos mucho que no nos veíamos gracias a todo el drama del confinamiento. 


Siguiente paso: Convencer a Peter de que me llevara. Tomó tiempo, teníamos muchas otras diligencias que hacer y además uno de los planes que perfectamente habíamos programado se complicó justo ese día, así que casi no lo logramos. 


Pero insistí. Necesitaba ese respiro de aire fresco. 


Quedamos de vernos allá con mi amiga y su familia. Llegamos tarde, pero la verdad que resultó ser una actividad interesante. 


A simple vista no es nada especial. Llegas, traes tu tijera o procuras una, y una funda para colocar lo que recojas. Luego entras a un campo abierto de lavanda, que el sólo verlo es suficiente para relajar los ojos y la mente ante la belleza de la naturaleza. 



Y luego está el olor. Ese olor tan rico y calmante. Un poco cítrico pero a la vez suave. Mi olfato es súper sensible, y oler esta experiencia fue para mí lo más especial. 

Luego mi cerebro comenzó a ver el lado práctico del asunto. ¡Qué actividad tan bonita! Había de todo, desde familias, amig@s, parejas mayores, personas con perros, influencers buscando spots para fotos… en fin, un poco de todo. 


Cada quién respetando las instrucciones definidas para disfrutar la experiencia sin atentar contra la naturaleza. Había zonas exclusivas para las abejas realizar su labor, y zonas para que los perros pudieran también ser parte del momento.  


Imaginé una actividad así en mi querida República. Poder lograr que la gente aprecie el fruto de la tierra, respetando el espacio de cada criatura. Sin arrojar basura, sin pisotear los arbustos, sin traspasar las líneas divisorias. Cuánto me gustaría ver esa idea florecer. 




Finalmente, luego de recoger un poco de lavanda que sabía no iba a utilizar para nada mas que para adornar un jarrón (hay quienes sí van con el firme propósito de recoger suficiente para adornar la casa, hacer aceites, té o hasta dulces), recordé que no todo en la vida tiene que tener “utilidad”. Lo aprendí de una frase que leí en un libro que nunca se hizo famoso, pero que nunca olvidaré:

“Lo bello es tan esencial como lo útil; a veces más”. 


viernes, 14 de agosto de 2020

Aprender y cambiar cuesta.

 



Llevo un mes tratando de tomar una decisión muy trivial: Cambiar mi computadora. 

Lo dije: una decisión trivial. 

Llevo meses ahorrando el dinero pues sé que quiero cambiar algo más potente de lo que tengo ahora, para poder trabajar más rápido y lograr nuevas cosas que vengo planeando hace tiempo pero que mi computadora actual no tiene la capacidad de hacer. 

Luego de reunir el dinero, ver cientos de videos y escuchar diferentes opiniones, he descubierto una opción diferente a la que era mi opción número uno. Entonces ahora no termino de decidirme por cuál de las dos. 

Todo este proceso me ha llevado a pensar que la razón por la que no me decido -aparte de ser una "over thinker" y tratar de tomar la decisión correcta para no arrepentirme y que me permita no tener que comprar otra computadora por al menos 5 años o más- es porque comprar la nueva significará un cambio considerable. 

Cambio de equipo, cambio de sistema operativo, cambio de la manera en la que todo va a funcionar y en la que estoy acostumbrada a hacer las cosas. Entonces me da un poco de miedito, hacerlo y quizás no lograr adaptarme o no sacarle el mejor provecho (lo que de paso significaría desperdiciar dinero). Pero en resumidas cuentas, a lo que mi subconsciente realmente se resiste es a cambiar.  

Por eso dicen que después de cierta edad, aprender cosas nuevas -sobre todo nuevos hábitos- cuesta muchísimo más trabajo. Para ser exactos, el dicho dice: " el que aprende de viejo y con pelo'abajo, aprende mal y con trabajo" 😂

Y no es necesariamente porque ya no tengamos la capacidad de aprender, más bien es por el hecho de que nos negamos a cambiar aquello a lo que ya estamos acostumbrados. "Soy así y no voy a cambiar", "así son las cosas" o -en buen dominicano- "eso es lo que hay"... cualquiera de estas frases sirve de escudo cuando el aprendizaje requiere cambio.

Sin embargo, ¡cuánto hemos tenido que cambiar en este año! Cuántos patrones se han tenido que romper en los últimos seis meses para salir a camino y hacer frente a lo nuevo normal.

Para mí lo más interesante ha sido ver que por más que reniegue, el ser humano tiene un incomparable poder de adaptación. Luego del esfuerzo, lo nuevo se volverá la norma, hasta que lo próximo nos vuelva a sacudir. 

¿Cuál ha sido el mayor cambio para ti en estos días?

miércoles, 22 de abril de 2020

The Brief and Wondrous Life of Oscar Wao


Last year I was having a coffee break with my friend and co-worker Peti, and the topic of Junot Diaz came up. For Peti it was interesting to have someone to talk about the author’s narrative: a “dominican-york” with a clever style that mixes drama, sci-fi geeky stuff, a lot of dominican slang and history. Dominican history, of course. Quite a combo, right?

That’s what happens in The Brief Wondrous Life of Oscar Wao. And yes, I had to explain to Peti what the concept “dominican-york” means. 

On the other hand, I was amazed to have a hungarian person ask me about Junot and his work. A work that probably 99% of the Dominican Republic’s residents don’t know about, but that is praised in literature faculties and among the dominican “diaspora” around the world. 

I was always interested in reading this book and discovering what made him become the 1st and probably only Dominican-related author to hold a Pulitzer Prize. But as many of my fellow compatriots, I never did until I finally bought the book last year. 

I was not disappointed. 

However, this post is not meant to tell what the book is about. It had a different effect on me. 

I was moved by the language and cultural references, ones that only dominican descendants can really grasp. We feel the struggles in our souls. We understand the concept of living in “outer Azua” with its joys and limitations, the rooted infidelities of the male kind, the patriarchy, and the women who blindly love those men. 

I have no idea how anyone that is not at least latino can understand it that well. 

I was also very impressed about the historical references related to Trujillo’s dictatorship and following years. It also made me think of the things we never learned in history class in the DR because, if we think about it, after Trujillo, we had Balaguer or his puppets rule the country for most of the time -but few exceptions. He still had so much influence in the subsequent 4 decades. 

So what were we getting on our history books? What details were left out? 

Families affected by Trujillo’s ways didn’t say much. I used to ask my grandma about those times, but she wouldn’t say much.  

For me, this was the biggest question lurking in my mind after reading The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, a brilliant book written by a man with a lot of respect but mostly curiosity for his roots. And a lot of drive to tell this story. A book that took him 11 years to finish in order to give us such a masterpiece and inspiration for aspiring writers.

So please go read it. Then tell me what you think.


jueves, 16 de abril de 2020

¿Qué hay de bueno en no tener el control?


Leyendo el último “post para los que leen” de Gabi Desangles, un comentario llamó mucho mi atención. Gabi hablaba sobre todos los planes que quedaron en pausa o cancelados con la cuarentena. Y una de sus seguidoras (a quien conozco jejeje) comentó “para mí lo peor ha sido darme cuenta de que no tengo el control”. 

La entiendo perfectamente. Yo también por momentos he sido planificadora compulsiva. Sin embargo, en los últimos años la vida me ha dado interesantes motivos para aprender que “no tener el control” es una experiencia que es importante vivir y que me ha dado estas importantes lecciones: 

El mundo no se acaba
La situación del coronavirus es una situación nueva para todos nosotros. Pero te invito a detenernos un momento y pensar en todas las situaciones por las que ha pasado la humanidad, las que ha pasado tu país, las que ha pasado tu familia. Si vas de lo macro a lo micro verás que nos toca lo que nos toca, pero al final “todo pasa, hasta la ciruela pasa”. Así que respira profundo y has todo lo que puedas para preservar tu salud física y mental. Al final eso es todo lo que necesitarás para volver a salir a camino sea tarde o temprano. 

jueves, 16 de enero de 2020

What is a vision board good for? Here’s how it worked for me



At the beginning of 2019 I decided to do my first vision board. That’s what everybody is doing these days, no? I honestly didn’t have high expectations about its effectiveness, but this was my outcome: 

It can be fun

I’m not the most crafty-panky person (at least not anymore), but every once in a while I do enjoy doing “cut & paste” activities that remind me of my school days. A vision board is something like it. Plus, I always buy magazines that later don’t know what to do with, therefore using them to create a vision board seemed like a fun idea. 

To do it, I started by watching this video and this video. It didn’t seem like a complicated thing, but since now there are people who make money out of teaching you how to do one, I decided to do research in case I was missing any scientific facts. 

I wasn’t… so I suggest you do the same and learn from good old Youtube. 

jueves, 19 de diciembre de 2019

#YanegirlSmallTalks: El Efecto Greta

#TheGretaEffect -¿Te importa el cambio climático o crees que exageran?

Hice este video en noviembre luego de leer una entrevista a #GretaThunberg en la revista Glamour y no imaginé lo relevante que sería hoy.


Image result for greta thunberg glamour mag



Me impresiona su determinación, siendo sólo una chica de 16 años y con síndrome de #Asperger, y cómo el ahora llamado #EfectoGreta está propiciando cambios significativos en el mundo. 

Ayer ella fue anunciada como la Persona del Año en la revista Time (Te invito a ver el video dentro del artículo, buenísimo). A pesar de mi escepticismo sobre lo que Greta y sus jóvenes partidarios pudieran lograr a estas alturas, están logrando mucho, y están presionando porque cambiemos nuestra postura pesimista y mentalidad hacia lo que se puede servir para mejorar el planeta.

sábado, 23 de noviembre de 2019

#YanegirlSmallTalks: El inicio de un experimento

Estoy iniciando un nuevo experimento con Instagram TV o IGTV, y es una serie de videos cortos que quiero hacer cada semana o cada dos semanas. 

A veces tengo ideas que quiero compartir o ganas de escribir un blogpost, pero quizás no tengo tiempo en el momento o se me van las ganas de sentarme en la computadora a escribir y todo lo que conlleva (aquel proceso que les describo (en inglés) en este otro post). 

También puedo resolver el problema de cómo presentar mis posts en dos idiomas, pues en lugar de tener que subir algo con la doble traducción, puedo escribir en el idioma que me inspire y luego crear una versión resumida para IGTV en el idioma siguiente. 

Espero que la idea les guste tanto como a mí. He reconocido que estoy consumiendo más contenido de video que cualquier otro tipo de contenido a través de las redes sociales, así que me permití darme el chance de crear algo de la manera que me gusta: sin grandes producciones, ni complicaciones, ni mucho maquillaje, etc. Ustedes me conocen. 

Éste es el primer video. Espero lo disfruten y me dejen su parecer en Instagram @Yanegirl.





View this post on Instagram

Hace 2 meses que encontré la manera de retomar el #blogging en www.yanegirl.com. Hasta el momento está funcionando. Así que mi siguiente acción es retomar videitos cortos aprovechando IGTV. Aunque me encanta escribir y leer artículos, debo confesar que en el día a día dedico más tiempo a consumir contenido en video. Y es que según las tendencias de comportamiento del consumidor, el video es ya el formato preferido por los usuarios de redes sociales. Solté mi propia creencia de que para hacer videos hace falta toda una producción y otros prejuicios, y teniendo como referente a mis chicas @clayramorales y @yosoyaisha que hacen videos orgánicos que disfruto bastante, decidí que puedo disponer de 20 minutos a la semana para probar esta idea. ¿Ustedes qué prefieren? ¿Videos orgánicos o producidos?
A post shared by Yaneris Michel 🇩🇴 (@yanegirl) on

sábado, 19 de octubre de 2019

Rihanna vs Victoria's Secret: Or why you should do your social listening homework



Here's a quick post I came up with after looking at some recent events happening in the world of fashion. 

News was that Victoria’s Secret cancelled its -once super popular -tv show for this year. Most likely because of this

Meanwhile, Rihanna announced that this year's Savage x Fenty lingerie show is now streaming through Amazon Prime. In case you didn't know, Savage x Fenty is Rihanna's new venture -another one away from the music business-, a lingerie brand for women of all kinds.

In other words: Fenty is in, Victoria is out. 

Diversity is among Savage by Fenty's core values.

I think the Victoria’s Secret brand had never generated as much uproar as in the past 3 years. It certainly had haters and critics before, but advocacy on social media was just not as strong as it is today, making the complains shine through. Or maybe, the body positivity movement was not as present as it is in today’s social conversations. Whatever the exact reason might be, all the planets aligned for a brand like Savage by Fenty to come to life, backed up by Rihanna’s powerful endorsement/involvement. It took long for society to come to this point, but the moment came. 

The situation surrounding Victoria’s Secret can be considered an interesting case study of why social listening is so important. If they had considered it on time, they would have been able to react opportunely to the demands of the audience. 

People want to see bodies that are more real; people want to see a little less perfection. And maybe they didn’t want the whole show to be created for the girl next door, we understand that the aspirational part is still important for a brand like this one, but at least they wanted a higher dose of real representation. 

How come the first model of color to walk their show with her natural hair DIDN’T HAPPEN UNTIL 2015

Of course, the brand can take on the excuses that they serve a specific target audience, that they have certain brand identity or standards. They could even claim that they don’t care if they lose a few customers that don’t agree with what they portray, maybe most of their customers agree with the way they think. 

But what cannot be ignored is the fact that when brands remain ignorant and so full of pride to respond to the public perception, the time will come when the public opinion will affect their reputation and ultimately their business. And even sooner, the time will come when a new competitor will rise to “offer the same” with the added benefit of taking what your brand has been ignoring and work it out to do better than you do. 

It is true that brands must have an identity, and that brands cannot please everyone, but doing social listening must help you understand the difference between having some haters  from witnessing a real change in the industry that might lead to disruption. 

So here's a free piece of advice for you: 
  • Check your comments and check them right. The good, the bad and the ugly. 
  • Make sure you have justified answers to the “Whys” you are being asked. 
  • Check the comments on the articles that talk about you on the media. Your PR efforts get you to the media, but the real people get to the comments. 
  • Make sure your team is DIVERSE. Bringing in people from different backgrounds is the only thing that will help your brand understand the opinions of your customers and the different meanings your messages can have to your audience, their struggles and their needs. 
  • Don’t think things will just pass. Keep on listening, and if the same claims persists on and on, then you MUST take action before it’s too late. 

I'm Yaneris Michel. Follow me on Twitter or LinkedIn to share more thoughts.