lunes, 4 de agosto de 2014

I love my curls just because!

About a month and a half ago, I started a new hashtag on my Instagram account @yanegirl, called #InspiringCurlsTuesday. As the name says it, each Tuesday I post a picture of a girl with curly hair whose look I like. 



Throughout this process of cutting my hair and letting it grow just curly as it is, I keep looking for sources of inspiration because it’s not an easy process and as it grows, it feels much more like an experiment because I have no idea of how it’s going to turn (I could write about this but it would be a totally different post).

Weather changes, product trials, blow dry or air dry… every month there’s a new variable that comes into play, dismissing what seemed to work the month before.

The thing is that some of my friends have started to collaborate with my hashtag by sending me pictures or tagging me in pics that they believe would be good for the hashtag. This is really nice because I feel that bit by bit more people would embrace it.

Last week my friend Mylen, sent me the main pic in this post. I saved it for next Tuesday. Then my friend Sofia also tagged me on it. When I saw it, I thought –“Ok, this could be my next blogpost”.


I just wanted to say that I didn’t cut my hair because I wanted “to rebel against years of oppression of blowers and dryers”, or because “I wanted to honor my African roots”, or because “straight hair look is a stereotype imposed by our parents and bosses”, neither because “hair salons are hell”… or any other reasons that other girls claim to embrace. I totally respect them, this shouldn’t sound like I’m making an argument against anyone. 

I just want to say that I cut my hair ‘because I’m too much of a practical person. I didn’t even wanted to seem “cool” or whatsoever. Sorry to disappoint you, but I didn’t got so deep about this. I just don’t tend to complicate myself with meaningless things. I knew I wasn’t going to spend hours straightening my own hair once I moved to NY, neither pay 20-30 dollars for someone else to do it, so the best option was to keep it curly. 

My hair in April, 2013. 

I did liked my hair before, I enjoyed it as much as I’m enjoying my curls now. I used to do all kinds of experiments with it. And I believe that beauty salons in the DR are so affordable, that is a luxury we all should take advantage of, if we like it.


I don’t know if I’ll go back to my former twice a week salon routine, once I go back home. Keeping up with curly hair is not as easy as people paint it and can be a bit frustrating some time (just start watching tutorials on YouTube and you’ll see), so only time would tell for me. At this moment, this is what works. It didn’t work for me before because I had a different lifestyle that wouldn’t allow me to dedicate a full hour to wash and style my hair at 5am in the morning before going to work. 

For me is just hair. The most versatile part of our body. One which mistakes you can always fix easily, with no pain. And it grows! So if you like your hair straight, keep it. If you want curly hair, go for it! The key is that you love it and love yourself either way. Whatever makes you feel beautiful and comfortable, is what you should have. 

My hair now.

(En español)


Hace más o menos un mes y medio comencé un nuevo hashtag en mi cuenta de Instagram  @yanegirl, llamado #InspiringCurlsTuesday. Tal como lo indica su nombre, cada martes subo una foto de una chica de pelo rizo cuyo look me gusta.

A lo largo de este proceso de cortar mi cabello y dejarlo crecer en su estado natural, rizo, me mantengo buscando fuentes de inspiración porque no es un proceso fácil. Es más bien un experimento porque no tengo idea de cómo resultará (pero esto tendría que explicarlo en un post totalmente diferente).

Cambios de clima, intentos con diferentes productos, secarlo al aire o con el secador… cada mes hay una nueva variable que hace que cambia todo lo que parecía funcionar el mes anterior.

El tema es que algunas amigas han empezado a colaborar con el hashtag, enviándome fotos o taggeándome en imágenes que entienden me pueden servir. Me parece muy chulo porque siento que poco a poco, cada vez más personas se unirán al hashtag.

La semana pasada, mi amiga Mylen me envió la foto principal de este post. La guardé para el siguiente martes. Luego mi amiga Sofía también me taggeó en la misma foto. Cuando lo ví, entonces pensé: “Ok. Este podría ser mi siguiente post”.

Sólo quería decir que no me corté el cabello porque “quería rebelarme contra años de opresión entre secadores y blowers”, ni porque “quería honrar mis raíces africanas”, ni porque “el cabello lacio es un estereotipo impuesto por nuestros padres y jefes”, mucho menos porque “los salones sean un infierno” (quizás el secador sí lo es)… ni ninguna de esas razones que algunas chicas asumen. Respeto totalmente las razones de las demás, tampoco quiero que piensen que estoy tratando de ir en contra de nadie.

Lo que quiero compartir es que me corté el cabello porque soy una persona muy práctica. Tampoco me interesaba parecer más “cool” ni nada por el estilo. Lamento decepcionarlos, pero simplemente no me planteé cuestiones muy profundas al respecto. No me gusta complicarme mucho con cosas insignificantes. Sabía que no me iba a pasar horas secándome el cabello una vez me mudara a NY, y mucho menos iba a pagar 20-30 dólares para que alguien más lo hiciera, así que cortarlo y dejarlo rizo parecía la mejor opción.

Me gustaba mi cabello antes, lo disfrutaba tanto como estoy disfrutando mis rizos ahora. Solía hacer todo tipo de experimentos con él. Y pienso que los salones de belleza en RD son tan económicos, que es un lujo que todas deberíamos aprovechar, si nos gusta.

No sé si volveré a mi antigua rutina de ir dos veces por semana al salón cuando regrese a casa. Mantener el cabello rizado no es tan simple como lo pintan y puede ser hasta un poco frustrante algunas veces (basta con ver algunos tutoriales en YouTube y te darás cuenta), así que el tiempo dirá. Por el momento, esto es lo que me funciona. No me funcionó antes porque tenía un estilo de vida diferente en el que me era muy complicado dedicar una hora completa a lavar y arreglar mi cabello a las 5 de la mañana, antes de ir a trabajar.

Para mí es sólo cabello. La más versátil parte de nuestro cuerpo. La que cuyos errores podemos enmendar fácilmente, sin dolor. ¡Y crece! Así que si te gusta tu cabello lacio, manténlo. Si lo quieres rizo, ¡inténtalo! La clave es que te ames de igual forma. Sea lo que sea que te haga sentir bella y cómoda, es lo que mereces tener. 

2 comentarios:

  1. Hola Yaneris, la razón que diste es justamente lo que pensé cuando vi que te cortaste el pelo y lo dejaste natural porque se que es difícil llegar a otro país a invertir tiempo y dinero y luego encontrar un salón, por lo general, donde haya una dominicana que te sepa pasar el blower :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijiji así es. Gracias por pasar y comentar. ¡Un gran abrazo desde aquí!

      Eliminar

¡Comparte tu opinión!